Los pro y los contra de la implementación del Petro

Por: |

Sin duda, la apertura de la jornada de preventa y la implementación del petro ha generado todo un debate, y ha dado mucho de qué hablar, y evidentemente, hay que emitir opiniones al respecto.
Como lo han señalado analistas de la calidad de Iván Pastor Nassim y de Luis Britto García, sin duda que la implementación del criptoactivo petro es toda una ofensiva librada por el Gobierno Bolivariano que encabeza Nicolás Maduro, a objeto de establecer mecanismos que le permitan al país obtener el necesario financiamiento para su funcionamiento, evadiendo las medidas coercitivas impuestas por el gobierno de Estados Unidos, a objeto de ahogar nuestra economía. Pero no todo es un lecho de rosas, como se diría por ahí.
Empecemos, primero, por los elementos favorables y que en el caso de una correcta implementación, generaría el Petro para nuestro país.
En un trabajo de los expertos Emilio Hernández, Victor Theokisto y José Gregorio Ruiz, participantes en las reuniones del Observatorio Venezolano de Blockchain, titulado: "Petro: Un criptoactivo seguro respaldado por el Estado Venezolano con barriles de petróleo de las reservas", constituye, en primer lugar, una propuesta tendiente a la estabilización de la economía venezolana dentro de un plazo estimado de seis meses a un año por la creación de este mecanismo de intercambio, y que de acuerdo a la opinión de estos expertos en la materia, tendría el poder de anular la cotización ilegal de la divisa estadounidense y revaluar la moneda venezolana siempre y cuando el mercado primario para su adquisición sea en bolívares.
En la referida propuesta de estos expertos en la materia de criptomonedas, alegan las condiciones económicas básicas para que el Petro pueda detener en un corto plazo la influencia de la cotización ilegal del dólar como marcador de precios en la economía venezolana, serían las siguientes:
1.- Que la oferta de Petros para su compra en bolívares, sin escasez inducida. En pocas palabras, el mercado primario del petro debería ser en bolívares, y la oferta de petros de igual manera en bolívares no limitada por una cantidad corta que se quede en la demanda, es decir, todos los petros que demande la economía venezolana. Señalan que nunca se podrán comprar más petros que lo que permitiría el circulante. Todo comprador externo de petros debería cambiarlo a bolívares previamente, al cambio indicado por el Estado Venezolano, no usando la tasa de cambios ilegales y poco confiables.
2.- Que debería haber una paridad monetaria fija Bolívar-Petro. El valor monetario de nuestro bolívar, a juicio de estos analistas debería anclarse rigurosamente al valor del Petro, dejando que ambos fluctúen juntos frente a otras divisas según sea el valor del barril de petróleo en el mercado internacional. Dicha fluctuación sería inevitable, la cual no sería controlada por el pequeño grupo a través de páginas webs (Caso de Dólar Today). No se puede permitir una fluctuación libre entre el petro y el bolívar porque se correría el riesgo de que el bolívar se hunda ante la cotización del petro, esto porque al cambiar bolívares por petros, los bolívares saldrían del circulante, de lo contrario, se estaría dejando en el sistema esa cantidad en dinero inórganico, y por ende incrementaría los índices de inflación.
3.- Como tercer elemento aportan la creación de un petro Exchange, que sería una institución donde se realizarían las transacciones entre los tenedores venezolanos de petros y compradores internacionales de dicho criptoactivo, privilegiando a los clientes de PDVSA, detalle este que ya se está implementando, al igual que en las empresas básicas del Estado Venezolano, como por ejemplo la CVG.
Asimismo, en el mencionado trabajo que estamos citando, se señalan algunos riesgos como los siguientes:
1.- Implementación poco transparente de la blockchain de manera de permitir el minado (el cual no se está realizando en esta jornada) y premiar con petros inorgánicos adicionales, totalmente fuera de la emisión originaria, lo que pudiera constituir un fraude de origen, lo que se prestaría a la generación de operaciones financieras de tipo centrífuga, lo que generaría que el traslado de petros generaría más petros de recompensa, generados de la nada, y el Gobierno venezolano estaría obligado a respaldarlos.
2.- La compra internacional de petros por agentes económicos indeseables, en este caso, los provenientes de las mafias del narcotráfico y los que financian actividades terroristas, agregaría este servidor.
De hecho, una de las razones por las que en el Estado Plurinacional de Bolivia no aceptó la implementación de este tipo de mecanismos, tiene que ver como en algunos casos, los mismos han sido utilizados para la legitimación de capitales, narcotráfico y financiamiento de actividades terroristas, valga este dato.
3.- El Petro Exchange permitiría establecer condiciones de mebresía para evitar la participación de "fondos buitre" y de otros inversionistas que busquen maniobrar en perjuicio de la economía venezolana. El Petro Exchange funcionaría sobre la plataforma de blockchain, donde quedarían registradas todas las transacciones de forma transparente.
4.- Como cuarto elemento aportado, se tiene que habría la posibilidad de fuga de capitales, si las divisas obtenidas por la venta de petros por parte de sus tenedores no se usan para las importaciones necesarias para el país.
Se busca, de acuerdo con esta propuesta de estos analistas y la implementación de este mecanismos por parte del Gobierno Bolivariano, eliminar la percepción de devaluación indefinida de nuestro signo monetario, el bolívar, buscando sustituirla por la percepción de fluctuación frente a otras divisas según varíe el precio del petróleo, lo que eliminaría la presión para refugiar los capitales en otras divisas, y la correspondiente evasión de las sanciones del gobierno estadounidense, además.
Manifiestan estos especialistas a través de un ejercicio práctico que, dado que un petro vale el precio de un barril de petróleo, a una paridad fija Bolívar- Petro de 100.000 Bs por petro y una venta de petróleo en más de 50 dólares en el mercado internacional, señalan que la paridad indirecta del bolívar con respecto al dólar quedaría en 2.000 por divisa estadounidense. Esto haría que el sueldo mínimo pueda quedar en 150 dólares. Además, esa misma paridad de Bs. 100.000 por petro, si el precio del petróleo llegase a alcanzar los 100 dólares, determinaría una paridad indirecta Bolívar- Dólar de 1.000 por divisa estadounidense y un sueldo mínimo de 300 dólares. Es decir, si se estableciera una paridad fija entre el petro y el bolívar, estos fluctuarían juntos frente a otras divisas, pero no entre ambos. Esto rescataría el poder de compra con el salario mínimo nacional y el poder de compra asociado.
El eventual respaldo del bolívar con respecto al petro pudiera revertir el proceso de devaluación del bolívar, e iniciar un proceso de revaluación monetaria, que permitiría recobrar parcialmente el valor perdido de nuestro signo monetario.
Este proceso estimularía a que los comerciantes saquen sus productos a la venta en vez de acapararlos, porque mientras más tarden en venderlos, más barato deberían venderlos, de acuerdo a la lógica económica capitalista. Sería también un estimulo para la población no quiera gastar su dinero tan pronto lo obtengan, salvo en lo impressindible, porque si tienen un poco de paciencia, podrían comprar mucho más barato. Habría más compradores en bolívares, con divisas, ante la expectativa de ganar. Eso ayudaría al proceso de revaluación, además de que frenaría la salida de productos al exterior. Sería la reimplementación de un bolívar fuerte que fue vislumbrado por el Comandante Chávez, que pudiera retornar el flujo de los productos hacia nuestro país.
El petro pudiera constituirse en un mecanismo para la estabilización de la economía venezolana, haciendo insustancial el dólar criminal de guerra si su mercado primario es en bolívares. La venta directa de petros en divisa extranjera no tendría que ser mala per se, pero esto sería una venta a futuro simple y de otras materias primas, que sólo serán útiles para ayudar al Estado a pagar deudas, pero no incidiría contundentemente en el bienestar de las venezolanas y los venezolanos. En cambio, la venta en bolívares a una paridad fija, permitiría construir un gran bastión en defensa del salario de los habitantes de esta Patria.
Ahora, como parte de los riesgos que este mecanismo posee, además de los señalados por estos analistas, serían los siguientes:
1.- Salvo la Gaceta Oficial Extraordinaria Número 6.346 del 7 de diciembre de 2017 que anuncio la creación de este criptoactivo, desde mi punto de vista, hace falta mucha legislación sobre la materia de criptoactivos. Falta legislar muy bien en materia de control de capitales para poder saber quienes realmente compran los petros y quienes los venden, a fin de evitar la fuga de capitales, ya que más allá de las declaraciones del ministro Hugbel Roa y del Superintendente de Criptoactivos de Venezuela, Abgdo. Carlos Vargas, aún no se ha desarrollado suficiente legislación en la materia, lo que pudiera constituirse en una vulnerabilidad.
2.- El proceso de preventa de petros solo se está realizando en dólares y euros. ¿No se podrá comprar comprar petros o menes en bolívares? ¿A qué tasa se comprarán los Petros: Dicom, SImadi, Dólar Today? ¿Quién proveerá los yuanes para la adquisición de los mismos?
3.- Ya en párrafos anteriores coincidimos con los analistas del trabajo antes citado y con el propio Luis Britto García, de las posibilidades de que la delincuencia organizada a través de las mafias del narcotráfico puedan utilizar este mecanismo como parte de la legitimación de capitales, o de financiamiento a actividades terroristas. Eso sin contar que tendrían un acceso importante a nuestras reservas petroleras y de otras materias primas, pudiendo comprometer de manera importante la soberanía y seguridad nacional.
4.- Igualmente coincidimos con Britto García, al señalar que por el el petro un título- valor, pudiera ser objeto de maniobras. Es decir, personas que lo compren a la baja, o con descuentos, como fue advertido por el propio intelectual, y después los fondos buitres quieran cobrarlos al ciento por ciento.
De hecho, de acuerdo a algunas informaciones que nos llegaron por algunos lectores y lectoras que nos siguen, los mismos dueños del portal Dólar Today ya estarían trabajando en el diseño de una plataforma tecnológica para el lanzamiento de una web que se llamaría "Petro Today", con la finalidad de causar los mismos problemas y los mismos daños que han causado con la cotización ilegal de la divisa estadounidense. Alerta con esto.
Estas modestas opiniones, y de la cita y algunos comentarios del trabajo antes mencionado, espero que puedan servir de aporte para ubicar en su justa dimensión la ofensiva desatada con el Petro. Con sus ventajas, y sus desventajas.
Tiene usted la última palabra.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Urgente: el anclaje del bolívar

Requisitos para el funcionamiento del anclaje bolívar-petro Emilio Hernández

El salario del trabajador frente al Petro