Urgente: el anclaje del bolívar




Por Emilio Hernández .

Iniciamos otro período presidencial de 6 años, con promesas de un nuevo comienzo. Es hora de apoyar al sufrido pueblo asalariado venezolano, que apoyó con sus votos al presidente Nicolás Maduro.

Tenemos muchos problemas económicos, casi todos derivados de la falta de efectividad del gobierno en la defensa del bolívar. Si el país retoma el control de valor del bolívar se terminan o atenúan el 90% del resto de los problemas económicos del pueblo.
En la mesa sólo existen dos propuestas realistas para estabilizar el valor del bolívar, ambas basadas en anclar su valor al de un commodity o materia prima: respaldar el bolívar en oro y respaldar el bolívar en petróleo.
La de respaldar el bolívar en oro es una propuesta que trabajó y difundió mucho el ingeniero Jairo Larotta, fallecido hace pocos meses, basada en infinidad de experiencias previas de anclaje al oro.
La de respaldar el bolívar con petróleo se basa en estudios de varios investigadores, entre ellos el estadounidense Jeffrey Frankel, quien propone que los países monoexportadores deberían fijar el cambio de su moneda local al precio de exportación de su principal producto de exportación. Para una menor volatilidad, el anclaje podría ser a una cesta de productos de exportación y podría incluir divisas extranjeras.
Pongamos los pies en la tierra. Cualquiera sea el patrón (oro, petróleo) sería ficticio si no se entrega realmente el commodity (u otros productos de gran demanda, al precio equivalente) a cambio de los bolívares. El petro, por ejemplo, se hará sal y agua si Venezuela no vende petróleo y otros productos en petros a la tasa prometida.
El patrón oro, digamos “duro”, el que promete la entrega de oro y sólo oro por la moneda, no es muy recomendable. ¿Por qué EEUU abandonó unilateralmente los acuerdos de Bretton Woods que exigían que el dólar estuviera respaldado en oro? Porque muchos países fueron a llevar sus dólares de reserva para buscar su oro, a consecuencia de la emisión irresponsable de dólares.
EEUU se vio en la perspectiva de tener que entregar todo su oro por los papelitos verdes que había emitido. En los años 60, EEUU perdió el 50% de sus reservas de oro.
¿Que hizo EEUU, en concreto Nixon? Abandonó unilateralmente el patrón oro del dólar al que se habían comprometido y diseñó el mecanismo mundial de comercialización del petróleo en dólares. El petróleo es lo que mantiene el valor del dólar, y más aún hoy, debido a la desindustrialización aguda de EEUU.
En mi opinión es mejor anclar el bolívar al petróleo, que a fin de cuentas se vende para quemarlo. No es malo que el bolívar se devalúe si el petróleo baja y se revalúe si sube. Y dejamos el oro como reserva de uso discrecional del gobierno, para casos más extremos.
Como el petro ya está anclado al petróleo, lo más fácil es anclar el bolívar al petro, con lo que el bolívar queda anclado al precio de exportación del petróleo por mampuesto.
Si se quiere una volatilidad menor del petro (y del bolivar, si está anclado al petro), más adelante puede diseñarse un anclaje al valor de una cesta de commodities. Para ponerlo en términos sencillos, el valor del petro podria ser equivalente a 1/2 barril de petróleo + 1/2 gramo de oro + 100 gramos de coltán, o algo por el estilo.
Pero la hoja de ruta más sencilla para llegar ahí es que el petro comience su anclaje a 1 barril de petróleo y el bolívar se ancle al petro a una paridad determinada. Si la paridad es razonable, no solamente se frenará la inflación, podrá haber disminución de precios en bolívares y beneficios a todos los venezolanos. La estrategia de subir salarios ha fracasado, intentemos la estrategia de bajar precios, por la vía del anclaje del bolívar al petro.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El salario del trabajador frente al Petro

El PETRO: Un criptoactivo seguro respaldado por el Estado venezolano con barriles de petróleo de las reservas