¡A ahorrar en bolívares!

Por Emilio Hernández 26/07/2018

El esperado anuncio del presidente Maduro de anclar el bolívar al petro tiene todas las características de convertirse en el punto de inflexión, en el punto de rebote de la economía venezolana. Con una paridad de anclaje razonable y sostenible, comenzará un proceso nunca antes visto en nuestra economía, un proceso de revaluación del bolívar, que está exageradamente devaluado por acción de poderosas mafias cambiarias.
La pregunta de las 64 mil lochas soberanas es: ¿Cómo afectará al ciudadano común, en su día a día? Las cuentas dependerán de cuánto será la paridad bolívar-petro.
Si un petro son, por poner un ejemplo, BsF 6.500.000, entonces serán BsS 65 (quitando cinco ceros). Como el petro está a su vez anclado al barril de petróleo, se cotizará en unos $65 en estos momentos en el mercado internacional.
Eso significaría que la tasa de cambio actual por mampuesto entre el bolivar soberano y el dólar seria 1:1, o sea, un bolívar soberano = un dolar. Esa tasa por mampuesto será fluctuante, y si el petróleo sube, el bolívar soberano valdrá más que un dólar.
Muchos precios bajarán para ajustarse al precio regional. Por ejemplo, la carne valdrá unos 6-8 bolívares soberanos, porque vale 6-8 dólares en Latinoamérica. Eso son 600 mil a 800 mil de los actuales.
Otros precios tendrán que subir, como la gasolina o no habrá forma de pagarla con bolivares soberanos. Tendremos que reactivar monedas de menor denominación. Sería la oportunidad real para poner el precio de la gasolina a precios regionales y dar un subsidio directo a quienes tengan vehículos en dinero, por ejemplo a través del Carnet de la Patria. Sugiero que sea una cantidad limitada de gasolina subsidiada (el resto tendríamos que pagarlo del bolsillo) para fomentar el ahorro de combustible que podríamos exportar.
Otros precios podrán quedar iguales, quizás como el transporte. El pasaje de Bs 10.000 serán 0,1 soberanos, o sea, equivalentes a 0,1 dólares. Pero no habrá mas presión para que suban. Se necesitaría la moneda de 10 céntimos, quizás la “puya” que era de 5 céntimos.
Todas estas cuentas son con paridad de BsS 65 por petro. La paridad no fue anunciada, pero podría estar cerca de la cifra usada aquí como ejemplo. En un escenario de recuperación de la economía real y de las exportaciones petroleras, la paridad se puede cambiar revaluando aún más el bolívar.
Lo cierto es que muchos precios van a bajar sustancialmente. En este escenario la recomendación a los venezolanos es: guarden sus bolívares . No compren nada cuya compra puedan postergar. ¿Por qué? Porque así como en un escenario de escalada de precios todos compramos rápido porque en pocos días puede estar más caro, en un escenario de reducción de precios mejor esperamos a que bajen. Son los comerciantes los que estarán apurados por vender y bajarán los precios para vender hoy y no mañana.
Nuestra misión como ciudadanos conscientes en esta nueva estrategia es comprar lo mínimo, combatir la estrategia comercial de vender lo antes posible, esperar a que los precios bajen y lleguen a su punto de equilibrio, equivalente al precio internacional en divisas, al nuevo cambio. Por lo pronto a mí se me quitó la angustia de tener que salir a gastar los bolívares lo antes posible. Sigamos en victoria popular!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Urgente: el anclaje del bolívar

Requisitos para el funcionamiento del anclaje bolívar-petro Emilio Hernández

El salario del trabajador frente al Petro