Requisitos para el funcionamiento del anclaje bolívar-petro Emilio Hernández


Emilio Hernández 07/08/2018

El primer requisito es que el petro sea una moneda sólida en el escenario internacional. Lo será sin duda, siempre que el estado venezolano honre su valor, es decir, que reciba los petros como moneda de compra de sus commodities, especialmente el petróleo. O sea, como el petro equivale a un barril de petróleo, llenar un tanquero de 200 mil barriles debe poderse pagar con 200 mil petros. Si el petro no compra el barril de petróleo en la realidad, su cotización se hundirá en menos de lo que espabila un cura loco. El Estado tiene que movilizar todo su potencial diplomático y de comercio exterior.

El segundo requisito es que el bolívar sea una moneda sólida como moneda de curso legal. Y lo será en la medida en que puedan cambiarse bolívares por petros a una tasa de conversión o paridad fija, sin tener que comprar otras divisas o criptos previamente. El petro no debe circular nacionalmente, es divisa internacional. El bolívar debe convertirse en moneda de ahorro para que la población no vea atractivo refugiar su patrimonio en moneda extranjera.

El tercer requisito es que haya suficiente oferta de petros para su cambio por bolívares. Una emisión limitada de petros crearía mayor demanda que oferta de petros y la escasez de petros le daría vida otra vez al dólar paralelo. Afortunadamente las gigantescas reservas petroleras nos permiten emitir suficientes petros como para mantener la paridad que decidamos.

El cuarto requisito es que haya transparencia cambiaria. En aras de la transparencia, el Estado debe inyectar sólo petros en el mercado cambiario y ninguna divisa de otro tipo. Con esto se garantizan los registros de transacciones en la cadena de bloques del petro, para su uso en las investigaciones judiciales. Las divisas extranjeras que reciba el Estado no deben venderse en el mercado cambiario, sino que se deben usar para importaciones directas y, si acaso,  para recomprar petros cuando convenga.

El quinto requisito es que implementemos un mecanismo eficaz para evitar la fuga de capitales. Hay que impulsar el uso apropiado del petro en el sentido de que se emplee para importar bienes y servicios necesarios para el desarrollo del país. Todos los controles de cambio implementados como control previo (Recadi, Cadivi, etc.) han sido clamorosos fracasos. Debe implementarse una Ley de Control de Capitales, que regule inversiones y costos de producción en divisas provenientes de las compras de petros, sin que se limiten las inversiones en divisas que se desee repatriar. Se puede legislar que la inversión en bolívares o en divisas repatriadas siempre deben ser superiores a la inversión en divisas provenientes de la venta de petros. Esto es perfectamente auditable con facturas y con la cadenas de bloques del petro, además de una reestructuración de las aduanas en función de su transparencia.

El sexto requisito, y no por último es menos importante, es que tenga el apoyo del pueblo. El anclaje del bolívar al petro debe hacer una revaluación razonable del bolívar, frente al tipo de cambio impuesto por las mafias cambiaras con el dólar de guerra. El poder adquisitivo del salario puede incrementarse por dos vías, (1) con aumentos de salario, siempre que la inflación no se "coma" el aumento salarial y (2) con revaluación del bolívar para que los precios dolarizados bajen en bolívares. Un salario sin poder adquisitivo socavará la confianza del pueblo en su gobierno revolucionario.

Lo demás corre por cuenta de todos los venezolanos y venezolanas. Hagamos un examen de conciencia para determinar qué tanto producimos realmente. Hay que ser productivos en el trabajo y en el hogar. Sembremos, hagamos conservas de alimentos, produzcamos bienes aunque sea para uso personal, cosiendo, tejiendo, reparando, construyendo. Desarrollemos comunas productivas: toda acción productiva cuenta, pero no sólo producir en dinero, sino producir principalmente en bienes reales, tangibles. ¡Saldremos adelante!

Visita emiliohernandez.info para más opiniones sobre el petro y su potencial para sacarnos de la crisis

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Urgente: el anclaje del bolívar

El salario del trabajador frente al Petro